Kawasaki KZ1000 Cafe Racer - Krakenhead Customs

Kawasaki KZ1000 Cafe Racer – Krakenhead Customs. Como un gallo luciendo su cresta roja para atraer a las mejores gallinas. Esta moto viene desde Eslovenia para dejarte totalmente [email protected] de ella. Y es que Rok y Luka de Krakenhead Customs, han hecho de esta «clásica superbike» toda una Kawasaki KZ1000 Cafe Racer de más alto nivel.

Sobre la base del modelo «J» fabricada en el año 1981, los chicos se han dejado la piel resucitando una moto que estaba abandonada en una granja del país centroeuropeo. Mira todas las fotos e info en detalle.

Kawasaki KZ1000 Cafe Racer - Krakenhead Customs 2

El dueño de la bicha, un experto en vinos de la zona, había dejado a su suerte esta preciosa clásica japonesa. Con parches de cinta, soldaduras caseras y más remiendos. Esta moto era perfecta para hacer una construcción desde cero.

Pero no podía salir algo cualquiera. Tenía que tener la esencia de una auténtica Cafe Racer, y a su vez, ofrecer algunas mejoras de las motos más modernas. Vamos, la combinación perfecta de estilo y características actuales, con una burra que llame la atención en cualquier parte ;)

Kawasaki KZ1000 Cafe Racer - Krakenhead Customs 3

Para ello, se ha hecho un trabajo de restauración completo. Dando una nueva vida y dejando como nuevo, cualquier parte que haya sido reutilizada en el proyecto.

Por suerte gran parte del motor y la caja de cambios se encontraban en muy buenas condiciones. Esto no sucedía con los carburadores. Hechos «mixtos» se resistían a funcionar de nuevo. Pero en Krakenhead Customs no se andan con tonterías. Una completa e intensa limpieza, juntas nuevas, kit de reparación y un buen pulido; hacen que los «cuatro hermanos» mezclen aire y gasolina como si no hubiese un mañana.

Kawasaki KZ1000 Cafe Racer - Krakenhead Customs 4

Pero no se queda ahí la cosa. La lista de cambios es muy numerosa:

  • Nuevos rodamientos de las ruedas y basculante en acero inoxidable.
  • Zincado en algunas partes de los carburadores.
  • Basculante hecho a medida en aluminio.
  • Conversión de suspensión trasera a mono amortiguador. Ahora cuenta con un Showa regulable.
  • Horquilla delantera cambiada a una invertida con menos altura de la marca Kayaba.
  • Llantas de radios Behr de aluminio de 17 pulgadas.
  • Neumáticos Pirelli Phantom Sportscomp.
  • Frenos mejorados con cilindros Brembo y pinza de 6 pistones Tokico.
  • Subchasis modificado, con un final curvado y elevado.
  • Filtros de aire cónicos K & N.
  • Semimanillares.
  • Cableado eléctrico realizado desde cero.
  • Depósito de combustible procedente de una KZ1000 A.
  • Piloto de freno situado en un lateral.
  • Intermitentes de tamaño reducido.
  • Depósito de bomba de freno delantero más pequeño y redondo.
  • Faro redondo clásico con el velocímetro, clausor y testigos LED integrados.
  • Piñas e interruptores simplificados y más pequeños.
  • Motor pulido por completo.

Kawasaki KZ1000 Cafe Racer - Krakenhead Customs 5

Y para finalizar toda esta obra de arte llamada «Red Rooster», se le ha dado un toque de color rojo, que junto con la nueva línea de colectores artesanales 4-2 hechos en acero inoxidable, y con unos escapes tipo Triumph. Esta pedazo de Kawasaki KZ1000 Cafe Racer no pasará desapercibida en ningún lado.

Como me molaría rodar todo un día con esta máquina.

Muchas gracias a Krakenhead por la info y a Jani Nendl por las fotos.

Si tuvieras la oportunidad de conducir esta joya ¿A dónde te irías?

error: